Las múltiples caras del poker online

Stud caribeño

El Stud caribeño es una de esas divertidas variantes de poker que nos pueden dar un respiro si estamos estresados por la alta tensión de una partida de poker Texas Hold ‘Em. Más que una modalidad de poker, el Stud caribeño es un juego de poker en el que nos enfrentaremos al casino, pero debido a su modo de juego y el uso de la baraja inglesa, contará con menos ventaja de la casa que otros juegos como la ruleta o el blackjack.

El modo de juego del Stud caribeño es tan sencillo que, tras leer las reglas básicas, estaremos desarrollando nuestro juego en unos minutos. Antes de que se nos entreguen nuestras cartas, debemos poner nuestra apuesta de la misma manera que la pondríamos en el blackjack. El crupier entonces nos entregará nuestra mano de 5 cartas totalmente privadas, y deberemos decidir si jugarlas o retirarnos. Si decidimos jugar, debemos hacer una nueva apuesta, que será el doble de la apuesta mínima inicial o ante. Cuando nosotros, acompañados de otros jugadores, hayamos decidido ir a la apuesta, el crupier deberá colocar su mano sobre la mesa y necesitará una regla básica para que sus cartas sean válidas: deberá ser tan alta como un As – Rey, o por el contrario los jugadores ganarán su apuesta de ante y subirán nuevas apuestas.

Si el dealer tiene una mano válida, se comparará con el resto de los jugadores para ver quién gana. Aquellos que ganen doblarán en beneficio las apuestas que hayan realizado. Como podemos ver, se trata de un juego increíblemente sencillo y en el que resulta fácil de ganar debido a los complicados requisitos con los que cuenta la casa para poder ganar dinero a nuestra costa. Es un juego que nos permite ser agresivos, jugando una gran cantidad de manos.

Jugar al Stud caribeño puede ser un excelente entrenamiento si deseamos cultivar nuestras habilidades con la baraja más allá del clásico Texas Hold ‘Em. Jugaremos un amplio número de manos y podremos apostar de forma agresiva por la victoria. El hecho de que el crupier no muestre sus cartas a menos que sean A-K nos da una intensa ventaja que nos permitirá jugar durante horas con un bankroll limitado, lo que convierte al Stud caribeño en una de las variantes de poker más divertidas y rentables.

No todos los casinos online ofrecen el Stud caribeño, así que fíjate bien en qué casinos lo ofrecen antes de depositar tu dinero. De cualquier manera, esta divertida versión del stud poker puede encontrarse en muchísimos casinos físicos, en los que podremos apostar mano a mano contra otros jugadores para ver quién posee la mano más poderosa.