Las múltiples caras del poker online
No todo el mundo puede dedicar largas horas a jugar al poker online a diario. La realidad es que la mayoría de personas tienen que continuar con su trabajo o estudios, por lo que el tiempo de juego debe reducirse a una media hora diaria o quizá algunas horas el fin de semana, aplicándose el mismo caso para muchos jugadores de tragaperras. Si a este tipo de situaciones le sumamos el hecho de que para avanzar en el poker es necesario formarse y estudiar el juego, nuestras horas disponibles se convierten en un tiempo precioso que no podemos gastar de forma ineficiente. Y es que el poker es tan profundo que, en el caso de que queramos avanzar en nuestro juego, debemos buscar la forma más rápida y beneficiosa de construir un bankroll, es decir, un presupuesto decente con el que jugar, antes de que gastemos nuestros ingresos en un abrir y cerrar de ojos en torneos improductivos.

Un ejemplo de bankroll inicial realista para la mayoría de jugadores que se inician en un casino online como Bet365 o PokerStars es uno de 10 euros, ya sea para jugar a las tragaperras, al poker o al cualquier otro juego, el ingreso mínimo en la mayoría de servicios de poker online. Aunque parezca increíble, es posible multiplicar este tipo de bankroll con ganancias siempre que juguemos en las modalidades adecuadas y apliquemos una estrategia lo suficientemente conservadora como para ir poco a poco rascando dinero a largo plazo.

El poker es un juego complicado: no podemos negarlo. La mayoría de jugadores pasan horas estudiando diversos aspectos del juego, y comienzan apostando en los juegos de casino más sencillos. Las tragaperras resultan divertidas, necesitan poca inversión y nos pueden dar un entendimiento básico de las ganancias que podemos esperar en un casino online. Para disfrute de los usuarios, existen webs como www.slotsonline-casino.com/tragaperras.php que nos dan toda la información necesaria para apostar a las tragaperras con seguridad, y que comparan bonos de bienvenida y diferentes juegos de tragaperras para que el usuario siempre salga ganando.

La mayoría de jugadores que se inician en el poker online con dinero real tienden a gastar su dinero en torneos de bajo coste. Este puede ser un buen entrenamiento, pero no es una estrategia rentable si nuestro objetivo principal es sacar beneficios de nuestro bankroll a largo plazo. Los torneos de 10 céntimos de Sit & Go no siempre nos dan una visión real de lo que es el poker online, y están más dirigidos al jugador ocasional y recreativo que a aquellos que aspiran a invertir a largo plazo en el poker. El hecho de que debamos rechazar los Sit & Go como método principal de entrenamiento a medio y largo plazo es sencillo.

En primer lugar, el stack corto de estos torneos y su número reducido de jugadores, además de su asequible buy-in, motivan la proliferación de all-in en multitud de jugadas ajustadas que buscan resolver el torneo en el menor tiempo posible. Esto no nos permite jugar nuestro rango de manos ni aplicar las estrategias de outplay que necesitamos para jugar en un torneo con Deep stack o en una mesa de cash, donde nos ganamos el pan poco a poco y con gran paciencia. En segundo lugar, el porcentaje de torneos ganados incluso para un jugador profesional es bastante bajo. Por lo tanto, a menos que juguemos en torneos de cierto calibre, difícilmente nos será rentable especializarnos en los Sit & Go.



En el poker, al igual que en las tragaperras, a veces se gana y a veces se pierde, pero la habilidad del jugador tiene un papel mucho mayor. Para un jugador profesional es normal ganar una mínima parte de los torneos a los que aspira. Además los jugadores profesionales saben aplicar sus conocimientos en el poker a otros juegos de casino en los que obtener ganancias. Si aún estás buscando un casino online y no sabes cuál, te recomendamos visitar. Por diversas razones, en un torneo de gran calibre es signo de éxito el simple hecho de llegar a sus fases finales, pero en un Sit & Go la reducida cantidad de los botes es motivo suficiente para que el juego en esta modalidad se reduzca a una mera actividad recreativa. Si eres un jugador ocasional, es posible que obtengamos la mayor satisfacción jugando en torneos cortos. Si eres un jugador que aspira a convertirse en profesional, deberás dedicar tu tiempo a otros modos de juego.

Si quieres aprender la dinámica de juego del poker más serio, lo ideal es que accedas a partidas de cash. En estas partidas entras con una determinada cantidad de dinero, y cada apuesta que realices será con tu dinero real. Por lo tanto, aprenderás de forma efectiva a racionar tu dinero, a jugar aquellas manos que verdaderamente merecen la pena, a apostar de forma agresiva o a jugar de forma superior a tus rivales en el post-flop. En definitiva, todos los conceptos que necesitarás a largo plazo para triunfar en el poker profesional.

La pregunta que te estés haciendo ahora es, probablemente, en qué partidas de cash comenzar. Si nunca has jugado una partida de cash, lo recomendable es que, independientemente de tu bankroll, comiences en partidas con apuestas de 0,01 y 0,02 euros, suficientes para sacarte unos pocos euros en un rato si tienes la suficiente habilidad. Aquí empezarás a ganar conocimientos sobre los famosos swings típicos del Texas Hold ‘Em sin límite, por lo que, si has entrado con 2 euros en tu stack, verás que puedes llegar a un prespuesto tan bajo como 0,40 euros antes de comenzar a remontar y, en tres o cuatro manos, ponerte en 4 euros. Son las típicas variaciones de stack que todo jugar de Texas Hold ‘Em debe aprender a soportar de forma adecuada si quiere mantenerse en el juego a largo plazo.

La opción más recomendada para jugar en este tipo de mesas es el casino Bet365, que también ofrece diversos juegos de tragaperras. En su excelente servicio de poker, Bet365 ofrece todo tipo de torneos y mesas regulares de cash dónde aprender al poker sin ninguna dificultad. Además, gracias a sus fantásticas ofertas tu desembolso en las diferentes mesas será mínimo antes de empezar a ganar. Aquí podrás acceder con tan sólo 2 euros a cualquier mesa con apuestas mínimas de 1 y 2 céntimos, dónde podrás macerar tu dominio del poker antes de dar el salto a mesas mayores. Una vez hayas duplicado tu inversión inicial en el poker (si empezaste con 10, ahora tendrás 20), te recomendamos dar el salto a las mesas de 0,10 céntimos, dónde necesitarás una entrada mínima de 4 o 5 euros. Esta resulta una progresión ideal para avanzar en el poker sin arriesgar un mayor bankroll de la cuenta.

Nuestra segunda recomendación son las mesas Zoom de PokerStars. Este sería el equivalente a las multimesas, dónde cada vez que nos retiramos de una mano somos colocados en otra mesa dónde podemos volver a jugar otra mano de forma automática en una posición diferente. Así, no tendremos que esperar a la siguiente mano cada vez que deseemos continuar jugando. Este método nos hará entrenarnos de forma increíblemente rápida, ya que estaremos jugando un número increíble de manos por hora, muy superior al de un torneo o una partida regular, sin la necesidad de abrir varias ventanas y estar pendiente de varias partidas a la vez.

Podemos acceder a las mesas Zoom con tan sólo una entrada de 1€, que será nuestro cash efectivo para jugar. Las apuestas son tan bajas como 0,01 y 0,02 euros, por lo que podremos jugar durante horas con esa pequeña inversión e incluso triplicar o cuadruplicar nuestro precio de entrada si jugamos con la estrategia adecuada. Estas mesas están llenas de jugadores principiantes, por lo que es recomendable jugar en ellas desde cualquier nivel de habilidad.

La estrategia recomendada para jugar en las mesas Zoom es muy sencilla, y se conoce popularmente en Internet como grinding. Debemos jugar de forma muy muy tight, yendo sólo a aquellas manos iniciales que verdaderamente sean buenas: parejas, números correlativos del mismo palo o cartas muy altas. Una vez dentro, apostaremos de forma agresiva y nos retiraremos si no hay nada interesante para nosotros tras el flop. De esta manera, al jugar tantas manos por hora, iremos sacando beneficios poco a poco y construyendo un gran bankroll con poco esfuerzo. Es recomendable, para mantener una estrategia tight y no volvernos demasiado locos, sacar nuestras ganancias a partir de cierto número y volver a entrar en la mesa con 1 euro de inversión para así mantenernos siempre en nuestro papel de inicio.

Una vez hayamos avanzando en este nivel, podremos avanzar hacia las mesas con entrada de 5 euros, dónde podremos jugar un estilo algo más suelto pero igualmente agresivo. Recuerda: nunca gastes más de un 10% de tu bankroll con la entrada en una mesa, ya que la gestión de tu bankroll será la clave para que continúes jugando al poker a largo plazo y nunca te rindas. Gracias al programa VIP de PokerStars podrás acceder a recompensas por ganar manos en las partidas de cash, que a su vez te llevarán a interesantes torneos dónde podrás ganar aún más dinero y entradas para torneos de alto calibre.



Una vez hayas construido un bankroll decente, no olvides acceder de vez en cuando a algún torneo con buenos premios y un precio de buy-in asequible. De esta manera, no dejarás de practicar tu juego en torneos a la vez que aplicas las técnicas aprendidas en las partidas de cash, que te llevarán a un buen control de tu stack y a una estrategia tight-agresiva perfecta para aguantar en las sucesivas rondas de la partida. Recuerda acceder siempre a un casino online de confianza. PokerStars, Bwin, Bet365, Betfair…utiliza siempre casinos legales en nuestro país, que te ofrezcan la garantía de un juego limpio y buenas ofertas y promociones de forma periódica.